jueves, 23 de noviembre de 2017

LOS INSTRUMENTOS MUSICALES EN LAS COLECCIONES ESPAÑOLAS


   Una de las colecciones está compuesta por instrumentos musicales y por otros instrumentos mecánicos y aparatos productores de música, con sus soportes de sonido. En total son 379 objetos que abarcan desde los siglos XVI al XX, repartidos por todos los Reales Sitios y Patronatos.
A pesar de su reducido volumen, entre ellos se encuentran obras que destacan por su calidad y por su valor cultural y musical.
Estas joyas musicales permiten conocer los gustos y las modas que imperaban en la Corte española, desde el siglo XVI hasta el primer tercio del siglo XX, puesto que la colección finaliza con las últimas incorporaciones en tiempos de Alfonso XIII.


Tenemos  obras excepcionales como:




Virginal de Hans Bos 1578-79  Materia y técnica: Madera de conífera, metal, pergamino, papel, marfil, pigmentos y aglutinantes

El Virginal es un instrumento de teclado de cuerda pulsada junto con la espineta y el clavicémbalo, aunque más pequeño, que se difundió a partir de 1500 por los Países Bajos y por Inglaterra algo más tarde, durante el siglo XVII. Sus cuerdas corrían en paralelo o en diagonal, como es este caso.

De base rectangular y forma prismática, la caja es de color oscuro en su parte exterior. Tiene dos tapas, una frontal que oculta el teclado y el frente y otra superior que esconde el interior de la caja armónica. Ambas van decoradas interiormente.



 La Reina Juana de Castilla

También tenemos el realejo denominado de la reina Juana, ambos en el Monasterio de Tordesillas, del siglo XVI



Virginal de Felipe II

La Iglesia no autorizaba el uso práctico en los templos de clavicémbalos, espinetas o claviciterios, todos ellos instrumentos de cuerda punzada mediante un plectro provisto de un pluma de cuervo que accionaba su teclado; solamente el órgano era considerado apto para la liturgia. No obstante, aparecerán virginales y espinetas desde mediados del siglo XV hasta la clausura del concilio de Trento


Contrabajo de Nicola Amati del siglo XVII;

Amati  (1596-1684) Fabricó un modelo muy elegante de violín, con tapa y fondo curvados y hecho con madera de veta muy fina. Las aberturas de resonancia son gráciles y audaces, la talla de la voluta es exquisita, el barniz es transparente y el fondo tiene un tono vivo. El sonido es dulce y suave. Además construyó varios contrabajos, violonchelos y violas de considerable belleza.






Pianos de mesa, bellamente decorados, del siglo XVIII;

El piano rectangular, piano cuadrado o piano de mesa es un tipo de piano que tiene las cuerdas horizontales dispuestas en diagonal a través de la caja de resonancia rectangular por encima de los martillos y con el teclado fijado en el lado largo.




Arpas de Holzman y Erard del XIX




Sin olvidar el magnífico órgano de la Capilla del Palacio Real, construido por Jorge Bosch, en 1778.



    Otros instrumentos completan la colección, como las guitarras, violas y violines, órganos, armonios, pianos, trompetas y cornetas, pianolas, fonógrafos y gramófonos con sus cilindros, rollos y discos, estuches y contenedores, así como un quirogimnasio del siglo XIX para ejercitar los dedos en la interpretación del piano.



Antes de seguir describiendo la colección, creo que es interesante repasar de manera sencilla los tipos de instrumentos de cuerda, sobre todo frotada, empezando por los mas antiguos y precursores del resto:



Medievales

















Y ahora las piezas mas importantes de la colección:


LOS STRADIVARIUS



Concierto en el Palacio Real



    Pero entre todos ellos sobresale sin parangón el cuarteto decorado, conocido también como Cuarteto Palatino, compuesto por dos violines, una viola y un violonchelo, así como el violonchelo de 1700, realizados todos ellos por Antonio Stradivarius.




Antonio Stradivari (Antonius Stradivarius), también conocido como Antoni Strad de Cremona, Italia, nacido en 1644.
. Su apellido en la forma latina, popular, Stradivarius, se aplica a sus instrumentos. La cualidad de su sonido desafía a la historia de todos los instrumentos de cuerda, en la música y va asociada a todos los adjetivos calificativos



Los Stradivarius Palatinos, custodiados en el Palacio Real de Madrid y pertenecientes a la colección de la Capilla Real, son un conjunto de cinco instrumentos de cuerda fabricados por Antonio Stradivari. (en la foto falta un segundo violonchelo)
 La colección está compuesta por el llamado Cuarteto Real, Palatino o Coral, propiedad del Patrimonio Nacional, con los que se siguen ofreciendo conciertos de música de cámara.
 La colección, el conjunto más valioso de instrumentos antiguos conservados en Madrid



El rey Felipe V

El quinteto está datado en 1696. El rey Felipe V, durante una visita a Cremona en 1702, encargó los instrumentos, siendo estos finalmente adquiridos en 1775, por Carlos III1 o Carlos IV.



Desde el punto de vista estético, los cuatro instrumentos se distinguen por la decoración zoomorfa y antropomorfa realizada con plantillas, que se conservan en el Museo de Cremona. Aunque existen otros instrumentos de cuerda decorados por este artista, hay dos aspectos que les hace despuntar más por una parte, la viola, es la única conservada con decoración y por otra, la calidad de los putti del violonchelo.



El violín conocido como "grande" se caracteriza por la siguiente decoración zoomorfa entre los roleos: diez canidos silueteados (lisos y moteados), al galope, se intercalan con catorce grifos negros, de alas explayadas. Estos están afrontados, excepto los que se encuentran en las esquinas de las escotaduras y a ambos lados del botón, que se contraponen.




 Los canidos corren desde el talón con listel oscuro, hacia el botón, donde los dos últimos se enfrentan, mientras que en las escotaduras cambian de sentido.



El violín conocido como "chico" se diferencia del anterior en las dimensiones y en algunos detalles decorativos. Los cánidos parten del botón y corren hacia el talón sin listel, donde se encuentran a ambos lados afrontados, con la salvedad de los dos de las escotaduras que cambian de sentido. Y las motas de los canidos se encuentran más desgastadas.




Sus instrumentos se reconocen por la inscripción en latín: Antonius Stradivarius anno… («Antonius Stradivarius, Cremona, hecho en el año...»). Se considera en general-aunque las opiniones varían- que sus mejores violines fueron construidos entre 1683 y 1715, superando en calidad a los construidos entre 1725 y 1730.
Después de 1730, muchos violines fueron firmados “Sotto la Desciplina d'Antonio Stradivari F. in Cremona, anno…, y fueron probablemente confeccionados por sus hijos, Omobono y Francesco.





El equipo de expertos han analizado la composición química de cuatro ejemplares del siglo XVIII, para averiguar si el secreto de este artesano, además de en sus manos, se encontraba en la madera utilizada para fabricarlos -generalmente de abeto, arce y sauce-. Esto es lo que sugirieron los resultados
El grupo de científicos, de la Universidad Nacional de Taiwán, en China, tuvieron acceso a cuatro ejemplares con los que comprobar, desde un punto de vista científico, el origen de este gran sonido.




La madera analizada fueron restos de arce de cuatro instrumentos Stradivarius, además de uno de Guarneri. El estudio revela que el secreto no está en la alta calidad en la producción de los instrumentos, también se encuentra en la forma de tratar la madera del artesano.




No, no se trata de madera totalmente corriente, ya que ambos artesanos la trataban con unos baños químicos con varios minerales, lo cual habrían aprendido de una antigua tradición olvidada y desconocida por fabricantes posteriores de instrumentos.
 Los baños incluían minerales como aluminio, calcio, cobre, sodio, potasio y zinc. Sin embargo, no está claro que fueran estos artesanos los que, en un primer momento, bañasen las planchas de madera con estas soluciones.
El estudio sugiere que, tal vez, fueran los propios vendedores de madera los que aplicaban estas soluciones a las planchas de arce para conservarla durante más tiempo. Por supuesto, estas teorías no han sido probadas, así que pudieron ser los propios luthieres los responsables de tratar las maderas.



Uno de los violonchelos





Ya al margen de la Colección Real, existen en España, numerosos ejemplos de magníficos órganos en distintas iglesias, de los que os muestro varios ejemplos:



Catedral de Toledo

Una decena de órganos tiene la Catedral de Toledo, si es que no me dejo alguno. Son los siguientes: el General, el de Echevarría, el de Verdalonga, el de la Capilla Mozárabe, los dos de la Capilla de Reyes Nuevos, el de la Capilla de la Virgen del Alcázar, el de la Capilla de la Virgen del Sagrario, el de la Capilla de San Pedro y este llamado Órgano del Emperador.



 Écija, Iglesia del Convento de los Descalzos, hoy iglesia Nª Sª de la Concepción.

En el coro existe un órgano del tercer tercio del siglo XVIII sobre una tribuna de perfil mixtilíneo



Monasterio de Santa María de Huerta (Soria)

Precioso órgano barroco de 1633



Nava del Rey  El órgano de Nava del Rey es uno de los órganos más relevantes de la diócesis de Valladolid y de Castilla y León.

Construido en 1718 . Posteriormente, sufre una profunda reforma de Antonio Ruiz en 1794 que le imprime al órgano su configuración actual



Tordesillas
Casi trescientos años tiene el órgano de Santa María de Tordesillas del maestro Phelipe Urarte, constructor de varios órganos en esa comarca que reflejan los avatares comunes a estos instrumentos en Castilla y que por fortuna han permitido que llegara a la actualidad en un estado apto para su recuperación.



Catedral de Santiago de Compostela
El origen del órgano catedralicio se remonta al año 1704, cuando el Cabildo de la Catedral decidió encargar del lado del Evangelio un gran órgano, de 60 registros, a Manuel de la Viña; no obstante, el órgano debe considerarse como una obra nueva, construida en 1977 con tracción eléctrica y aprovechando las cajas barrocas.



Santoyo, Palencia : Iglesia de San Juan Bautista 1738  autor: Pedro Merino de la Rosa



 Torre de Juan Abad

En el coro de la iglesia parroquial se nos muestra un instrumento excepcional de órgano barroco, de los llamados catedralicios, del siglo XVIII, de impecable traza, uno de los monumentos del sonido más apreciado en Europa, es el único órgano histórico que se conserva en la provincia de Ciudad Real y uno de los pocos de la región castellano-manchega



FUENTES:

http://www.patrimonionacional.es/colecciones-reales/colecciones/instrumentos-musicales/cuarteto-palatino-o-cuarteto-decorado

http://www.patrimonionacional.es/colecciones-reales/colecciones/instrumentos-musicales/virginal

http://www.patrimonionacional.es/colecciones-reales/colecciones/Instrumentos%20musicales

http://amayahistoriadelamusica.blogspot.com.es/2014/05/los-instrumentos-del-renacimiento.html

https://es.pinterest.com/pin/51861833179605506/

http://www.cervantesvirtual.com/obra-visor/organos-portatiles-realejos-y-positivos-3/html/

https://www.taringa.net/post/arte/5773811/Organos-de-Iglesia.html

https://www.joaquinlois.com/organos/restauracion-organos-historicos/

Bibliografía:

BORDÁS IBÁÑEZ, Cristina: “Instrumentos musicales en las colecciones españolas” Vol. II, Madrid, 2001,