lunes, 26 de diciembre de 2016

EL CORO PETREO DEL MAESTRO MATEO (SANTIAGO DE COMPOSTELA)

El coro de piedra, era una estructura interna de la catedral de Santiago de Compostela , totalmente tallada en piedra por el taller de Mateo, construido en el año 1200 , que ocuparon los cuatro primeros tramos de la nave
Cuando se construyó la espléndida catedral románica se levantó en los tramos inmediatos a la capilla mayor un sin igual coro pétreo que proyectó el Maestro Mateo y construyó al tiempo que el admirable Pórtico de la Gloria. En ambas obras el genial maestro contó con la colaboración de un taller que seguía sus directrices pero cuyos escultores no renunciaban a su personal estilo, lo que justifica las diferencias que se aprecian entre las esculturas tanto del Pórtico de la Gloria como del coro pétreo.

 Del Maestro Mateo, como de la mayoría de los artistas medievales, se sabe muy poco. En un documento de 1168 aparece como constructor del pórtico de la catedral de Santiago de Compostela y también en inscripciones del propio pórtico se le vuelve a citar como maestro de la obra a su finalización en al año 1188.
Mateo se encargó de terminar los pies de las naves de la catedral de Santiago con su correspondiente triforio, construir la cripta que permitiese alargar dichas naves salvando el desnivel del terreno y construir el citado Pórtico de la Gloria.
El coro, tallado en granito, que estuvo instalado en la basílica hasta 1604, fecha en la que el cabildo autorizó al arzobispo, don Juan de Sanclemente, su derribo para colocar otro de madera en el que la silla central correspondería al prelado, razón principal para la destrucción de aquél.
Sin embargo, muchas esculturas y fragmentos escultóricos que formaron parte del Coro se han ido recuperando poco a poco y sus sucesivos hallazgos animaron el deseo, ya manifestado por ilustres investigadores y académicos, de reconstruir en lo posible el coro para evitar la pérdida definitiva de una obra de especial significación para el patrimonio artístico internacional. Toda la reconstrucción, se hizo respetanto e identificando las partes sustituidas, detalle que se aprecia en la exposición de la misma en el Museo de la Catedral de Santiago 








Catedral de Santiago de Compostela
Fachada del Obradoiro
Según el Codex Calixtinus en la construcción de la catedral de Santiago «desde la colocación de la primera piedra en sus cimientos, hasta la colocación de la última, pasaron cuarenta y cuatro años», sin embargo no se consagró hasta el 21 de abril de 1211. Los más de ciento treinta años transcurridos desde su inicio se debieron a la complejidad de la obra, al declive del terreno hacia el oeste, y a la presencia de las murallas de la ciudad



No hay texto alternativo automático disponible.


Cartela del Museo de la Catedral, donde esta instalado el coro.

 La imagen puede contener: interior


Cripta de la Catedral
Tan ingente labor como la cripta, Pórtico de la Gloria y fachada exterior de la catedral- no impidió al Maestro Mateo y a su taller hacerse cargo de otra obra sin igual para la misma catedral de Santiago, y que venía a completar el significado del pórtico.



No hay texto alternativo automático disponible. 

Cripta realizada tambien por el Maestro Mateo para alargar la Catedral y salvar el declive natural del terreno en que se levanta la catedral, alcanza en el extremo occidental la altura suficiente para una cripta que se creyó iniciada antes de 1168 y remodelada por el maestro Mateo, aunque hoy no se duda de su autoría ni del influjo borgoñón
. Un pilar al que se adosan ocho columnas, cuatro entregas; y otras tantas, acodilladas y más delgadas, la preside y articula sus espacios.el conjunto de esta girola se inspira en la de la propia catedral compostelana por lo que puede hablarse de un excepcional maridaje entre la tradición románica y un gótico naciente.

No hay texto alternativo automático disponible.



Planta de la Catedral 
Los constructores.
El recinto del coro tenía planta rectangular y su eje coincidía con el de la nave central de la catedral ya que en el centro de su testero tenía su puerta de acceso. De este modo había a ambos lados igual número de asientos, lo que facilitaba la práctica dual del canto gregoriano entre las dos zonas en que se dividía el conjunto, presididas por el deán y el arcediano



No hay texto alternativo automático disponible.


Catedral de Santiago,
Fachada según grabado de Vega y Verdugo en 1657 antes de que se construyera la fachada barroca del Obradoiro
Para algunos autores Mateo debió destruir el pórtico original ya terminado de la fachada y alargar las naves. Para otros, simplemente tal fachada no existía y consideran falsas las referencias del Codex Calixtinus sobre este conjunto monumental previo.


 La imagen puede contener: mesa, interior y exterior

Antiguo coro petreo de la Catedral, hoy reconstruido en el Museo.


No hay texto alternativo automático disponible.


Parte del coro que ha sido reconstruido.
Según sus artífices, se podía haber completado el número de sitiales, pero lo expuesto es una muestra mas que suficiente de lo que supuso el coro y además, la falta de espacio en las salas, fué determinante.


 La imagen puede contener: interior

Sala del museo donde se encuentra la maqueta y la parte externa de la sillería

 La imagen puede contener: mesa e interior

Maqueta del coro
El número de sitiales del coro se correspondía con el de clérigos que componían el cabildo compostelano a finales del siglo XII: ya que se consideraba que esos fueron los primeros discípulos de Jesucristo. Como no todos los capitulares tenían igual rango la sillería del coro se articuló en dos cuerpos: el inferior, un banco pétreo con respaldo, para los de menor jerarquía; el superior, con espectaculares sitiales, para los de clase más elevada. Esta singular sillería se complementaba con cojines y otras telas.


 No hay texto alternativo automático disponible.

Otra vista del coro tal como era.
en 1188, es cuando debió de comenzar la construcción del coro, que ocupó los cuatro primeros tramos -contados a partir del central del crucero- de la nave mayor. En los tres primeros se dispuso la sillería,


No hay texto alternativo automático disponible.

Se accedía al recinto del coro por una puerta abierta en el centro de la cabecera y la sillería la formaban asientos altos y bajos.
En la cabecera había una tribuna elevada, llamada
«Iube» o «leedoiro», desde la que se hacían las lecturas litúrgicas y predicaciones a los fieles. Bajo esta tribuna se fundaron capillas en el siglo XIV



No hay texto alternativo automático disponible.

Reproducción digital del coro
Bajo el leedoiro, quedaba un espacio que se ocupó con capillas de fundación particular en el siglo XIV. La unión y el tránsito con la capilla mayor quedaba asegurada y reservada, al menos desde 1288, por una cadena que delimitaba un pasillo que dio origen a la vía sacra, que pervivió hasta el levantamiento de la sillería de madera en 1946.
El Deán y el Arcediano, se sentaban en los asientos más próximos a la capilla mayor y, tras ellos, cada canónigo y clérigo tenían un asiento asignado. El arzobispo no disponía de escaño, pues no tenía obligación de asistir a los rezos corales.



La imagen puede contener: texto


Placa donde se indica la reconstrucción del coro
Las piezas del coro pétreo se reutilizaron en diversas obras que entonces se realizaban en la catedral de Santiago, como la fachada de la Puerta Santa, y en lugares próximos a la ciudad. Tal reutilización permitió que, sobre todo, entre 1950 y 1975 se recuperara un importante número de piezas y fragmentos que han permitido reconstruir una parte significativa de la sillería

 
 La imagen puede contener: exterior

Baldaquino do sepulcro de la iglesia de Santa María Magdalena, en Zamora, probablemente inspirado por el coro petreo del Maestro Mateo
En Orense tambien existio un coro de este material, pero de fábrica mas tardía, ya en estilo gótico, del que solo quedan fragmentos repartidos por la Catedral, entre ellos el que hace de frontal del altar mayor.




La imagen puede contener: mesa e interior 

Una vista de la reconstrucción del coro


La imagen puede contener: mesa e interior


En los últimos años del siglo XVI el arzobispo compostelano, don Juan de Sanclemente, decide derribar el coro medieval para levantar otro acorde con los postulados del Concilio de Trento, lo que hizo en 1603. Castellá Ferrer, que vio el coro medieval, escribió al respecto: “Se ha deshecho el más lindo coro antiguo que había en España”.


La imagen puede contener: mesa e interior



 Es hace poco tiempo, entre 1945 y 1946, cuando la nave de la Catedral queda expedita al retirar el coro de madera. Siete años más tarde, el profesor Pita Andrade reconstruye en dibujo un estalo del Coro Mateano. En 1961, Chamoso Lamas reconstruye un sitial para la exposición "El Arte Románico". Pita y Chamoso reconstruyen dos sitiales para la exposición "The Year 1200" del Metropolitan Museum.


La imagen puede contener: interior y exterior
Entre 1950 y 1975 se recuperara un importante número de piezas y fragmentos que han permitido reconstruir una parte significativa de la sillería alta en una nueva sala del Museo de la Catedral de Santiago

 La imagen puede contener: personas de pie e interior

A raiz de unas obras en la escalinata de la Catedral, realizadas en 1978, que descubren varias partes del coro, los profesores Yzquierdo Perrín y Otero Túñez inician los estudios que les permitirán precisar la iconografía del coro y, unos años más tarde, su reconstrucción.


No hay texto alternativo automático disponible.


El año santo de 1999 ve la apertura de una nueva sala en el Museo de la Catedral de Santiago en la que se exhibe la parte reconstruida del coro proyectado y realizado en piedra por el Maestro Mateo.

 La imagen puede contener: interior

La sillería alta tenía un basamento con arquitos ciegos de herradura sobre los que iba el banco, cuyo frente se decoraba con otros de medio punto apoyados en columnillas. Con ello alternaban ménsulas con hojas en dos órdenes, de recortado perfil y ejes perlados. Encima de éstas se alzaban las columnas que sostenían los plafones y doseletes.


No hay texto alternativo automático disponible.




 El asiento se hacía más confortable con cojines, según se ve en multitud de figuras de tímpanos, arquivoltas y miniaturas.

 No hay texto alternativo automático disponible.

Los capiteles eran exentos y su ornamentación era preferentemente de hojas, a las que a veces se les superponían sirenas-pájaro.


No hay texto alternativo automático disponible.



 Al no haberse encontrado ninguna columna completa se desconoce su altura exacta, y es posible que algunos fustes fueran decorados.

La imagen puede contener: mesa, interior y exterior

Los tres tramos de la nave que ocupó la sillería permitían la colocación de quince sitiales en cada flanco, que unidos a los seis de la cabecera, tres a cada lado de la puerta central, hacen un total de treinta y seis sillas altas

 La imagen puede contener: exterior e interior

La sillería alta tenía un basamento con arquitos ciegos de herradura sobre los que iba el banco, cuyo frente se decoraba con otros de medio punto apoyados en columnillas. Con ello alternaban ménsulas con hojas en dos órdenes, de recortado perfil y ejes perlados. Encima de éstas se alzaban las columnas que sostenían los plafones y doseletes.


No hay texto alternativo automático disponible.


Vista de la parte superior de los sitiales

 La imagen puede contener: interior

Las fachadas exteriores reconstruidas únicamente por los profesores Otero e Yzquierdo eran de gran elegancia y sobriedad. Rompían la monotonía que hubiera supuesto el muro entre los pilares de las naves y ayudaban a sostener el leedoiro, creando bajo él un espacio aprovechado para capillas.

 La imagen puede contener: interior

El trascoro repetía a los lados la organización vista, correspondiendo sus figuras a sacerdotes y reyes del Antiguo Testamento: Moisés, Aarón y Samuel; y a la derecha las de los reyes de Judá: Saúl, David y Salomón
En las fachadas laterales iban los profetas y los apóstoles alternando con castillos en una clara evocación de la Jerusalén celeste según la visión de San Juan. en frase de san Agustín, era "el templo dentro del templo".


La imagen puede contener: una persona


Detalle de una de las figuras de la zona externa correspondiente a un personaje bíblico, entre dos castilletes como simbolos de Jerusalen


La imagen puede contener: exterior



Puerta Santa
Al derribarse el coro mateano sus piezas se reutilizaron. Las privilegiadas fueron las figuras de profetas, apóstoles y otros personajes del Antiguo Testamento que remataban sus fachadas. En un principio, doce se emplearon en la Puerta Santa, construida entre 1611 y 1616, y cuando en la segunda mitad del XVII se remodeló, el número de imágenes pasó a ser de veinticuatro, y se colocaron también cuatro plafones. Por el interior de la misma puerta se dispusieron dos figuras más.



La imagen puede contener: 3 personas, exterior



Grupo de figuras a la izquierda de la Puerta Santa
1. rei Salomón; 2. Moisés; 3. profeta Daniel; 4. profeta Isaías; 5. Aarón; 6. profeta Nahum; 7. San Lucas evanxelista; 8. profeta Axeo; 9. rei Saúl; 10. profeta Zacarías; 11. Santo André apóstolo; 12. Simón apóstolo.


 La imagen puede contener: 2 personas, exterior

1. Profeta Miqueas; 2. profeta Oseas; 3. Samuel; 4. San Filipe apóstolo; 5. profeta Abdías; 6. San Tomé apóstolo; 7. profeta Malaquías; 8. San Marcos evanxelista; 9. profeta Xeremías; 10. apóstolo Santiago o Maior; 11. profeta Habacuc; 12. profeta Xonás.

No hay texto alternativo automático disponible.

Detalle de una de las figuras de la Puerta Santa



 
La imagen puede contener: una o varias personas

Interior de la Puerta Santa
San Judas Tadeo, que estaba en la zona externa del coro


 La imagen puede contener: exterior

 Interior de la Puerta Santa
El Profeta Ezequiel



La imagen puede contener: una persona


San Bartolomé.


La imagen puede contener: una o varias personas



San Mateo evangelista


La imagen puede contener: exterior


  
Entre ambas columnas iban los brazales, formados por arquerías como las del banco pero caladas y trabajadas por sus dos caras.
los brazales, formados por arquerías como las del banco pero caladas y trabajadas por sus dos caras. Piezas así o lisas se ven en relieve desde la segunda mitad del siglo XII, como en las sillerías citadas, a las que cabe añadir la sede episcopal de Roda de Isábena.


 No hay texto alternativo automático disponible.

Sobre el borde delantero de los sofitos iban unos doseletes que son de las piezas más hermosas. Tienen una decoración arquitectónica con arco trebolado que cobija un tímpano en el que siempre se labraron animales, preferentemente fantásticos: sirenas-pájaro, basiliscos, dragones, grifos, leones, centauros, águilas...

 La imagen puede contener: interior

Entre los doseletes, en los ejes de las columnas, se disponían unas elegantes figuras de niños, casi siempre con cartela a lo largo de su cuerpo,


La imagen puede contener: interior


Los relieves figurados de la sillería, por su parte mostrarían la oposición entre el cántico de alabanza a la divinidad, representado por los niños de coro, y el cántico engañoso de las sirenas y demás animales del bestiario esculpido, y que tenía un carácter negativo en la literatura clásica que se mantenía en la medieval

 No hay texto alternativo automático disponible.

Detalle de dos de los niños


No hay texto alternativo automático disponible.

niño cantor, detalle

 La imagen puede contener: 8 personas

Puerta de las Platerías de la Catedral de Santiago, donde se colocaron varias estatuas de los niños cantores de la sillería.

  La imagen puede contener: una o varias personas

La policromía en blanco, rojo, azul y negro, de la que quedan restos y vestigios numerosos, completaba esta obra sin igual. (en la imagen recreacción, de la misma)


No hay texto alternativo automático disponible.



La imagen anterior tal como esta y que representa a los caballos de los Magos saliendo de Jerusalén tras entrevistarse con Herodes
"La exposición del Maestro Mateo"   Museo del Prado 2016:
Del antiguo coro pétreo, realizado en granito hacia 1200, en el Museo del Prado, pueden contemplarse los Caballos del cortejo de los Reyes Magos, que se usaría como material de relleno en la escalinata del Obradoiro y que se recuperó en 1978- y la escultura de San Mateo. Otros elementos que también pueden verse son el rosetón -reconstruido a partir de los fragmentos hallados en 1961- y dos Dovelas con el castigo de la lujuria, que se creen que se situaban en el arco del lado sur y cuya temática coincidía con la del arco correspondiente del Pórtico de la Gloria dedicado al Juicio Final, para transmitir en cojunto un mensaje apocalíptico y de salvación.

 No hay texto alternativo automático disponible.

Encima del arco trebolado se desarrolla un torreón, flanqueado por dos columnas en los extremos, a veces con los fustes decorados, y rematadas en castilletes
(Fragmento expuesto en el Museo de las Peregrinaciones, Santiago)



La imagen puede contener: interior



Detalle de unos de los torreones


No hay texto alternativo automático disponible.



Otro fragmento recuperado de tipo arquitectónico


La imagen puede contener: exterior


Tímpano del doselete donde siempre se labraron animales, preferentemente fantásticos: sirenas-pájaro, basiliscos, dragones, grifos, leones, centauros, águilas... etc


La imagen puede contener: planta y exterior


Tímpano con figuras fantásticas

 La imagen puede contener: exterior

Tímpano con aves afrontadas

 No hay texto alternativo automático disponible.

Tímpano con dos hombres afrontados

 No hay texto alternativo automático disponible.

 Fragmento de uno de los tímpanos con figura de felino


No hay texto alternativo automático disponible.


El resto de las piezas fueron empleadas como material de construcción y de relleno, por ejemplo en la escalinata del Obradoiro que entonces se hacía. Por ello no extraña que la mayoría se hayan rescatado en las excavaciones de la catedral, o incluso en casas de sus inmediaciones.


La imagen puede contener: nieve


Varios restos



  La imagen puede contener: planta, árbol, hierba, flor, exterior y naturaleza

Santa Cristina de Nemenzo.
Cuatro figuras de niños cantores fueron a las jambas de San Salvador de Bembibre y otra pieza a Santa Cristina de Nemenzo,Fueron recuperadas por Chamoso Lamas y utilizadas en la reconstrucción



La imagen puede contener: árbol, cielo, planta y exterior



Otras figuras salieron de la catedral, de las que dos han vuelto a su museo, otras dos están en una antigua fuente en San Pedro de Vilanova (Vedra, La Coruña), En la foto se aprecia las figuras de dos personajes bíblicos.


No hay texto alternativo automático disponible.


Fragmentos de las tribunas que se emplearon en la reconstrucción.